La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Nadar contra corriente

Puedes seguir el trayecto en redes sociales con la etiqueta #ElRetoNCC
Carlos Romero (Sant Esteve Sesrovires, Barcelona, 1971) es un ciudadano corriente.
De proesfión, ingeniero de telecomunicaciones.
Su pasión es la natación.
Su padre murió de cáncer.
Carlos ​​atravesará nadando el Estrecho de Gibraltar este lunes 21 de septiembre para apoyar la investigación en cáncer y metástasis del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona).

Este proyecto es mi voluntad de contribuir a compensar un poco el trabajo anónimo de los científicos que trabajan en beneficio de todos nosotros.
Atravesaré 14,4 km que separan Europa de África.
Por las fuertes corrientes, esto significa nadar unos 17 km, que corresponden a 12.250 brazadas solidarias.
Carlos

Su reto solidario comenzó hace 5 meses con el proyecto Nadar contra corriente y ya ha recaudado 4.500 € en la zona del Bajo Llobregat.
Ha participado en ferias, organizado una butifarrada, una nadada popular, una fiesta solidaria, ha trabajado para que varias empresas patrocinadoras y colaboradoras apoyen la iniciativa, bien con fondos o con acciones en favor de la campaña...

Un trasfondo familiar marcado por el cáncer
Mi padre murió cuando yo tenía 24 años a causa de un tumor en el pulmón. Vivir una situación así, cuando eres joven, te marca. A mí me cambió la manera de entender y vivir la vida y el orden de mis prioridades.
Carlos

La iniciativa de Carlos Romero se añade a otros ejemplos de apoyo social hacia el centro, una tendencia al alza que demuestra que el compromiso de la sociedad hacia la ciencia va creciendo día a día. Agradezco profundamente el esfuerzo de Carlos y lo extiendo a todos los que nos apoyan. Nos da fuerza.
Joan Guinovart, director del IRB Barcelona.

A lo largo de la historia, menos de 700 nadadores han conseguido cruzar el estrecho, una cifra cinco veces inferior al número de alpinistas que han escalado el Everest.

No hay comentarios: