La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

martes, 18 de agosto de 2015

Bicicletas, accidentes, contaminación y ciudad

Según Allianz Risk Pulse, en 700 ciudades de 57 países existen sistemas de alquiler de bicicletas.
En Hangzhou (China) hay 78.000 bicicletas disponibles para alquilar, en París 20.000 y en Londres, 10.000.
Las bicis eléctricas aumentarán un 27% hasta llegar a los 40,3 millones en 2023.
En el mundo se vendieron 30 millones de bicicletas eléctricas en 2014, un 85% de éstas en China.
Barcelona es la ciudad española con más bicicletas compartidas y Sevilla, la más amiga de las bicis.

Infraestructuras urbanas y bicicleta
El índice Copenhagenize evalúa los esfuerzos de las ciudades de todo el mundo para hacer un ciclismo más popular.
La ciudad más amiga de las bicicletas en el mundo es Copenhague (que recientemente desbancó a Ámsterdam de este primer puesto). Cabe destacar que en los primeros puestos se encuentran dos ciudades españolas: Sevilla ocupa el décimo puesto, seguida de Barcelona.

Riesgos de accidente
El 25% de los accidentes de tráfico mortales del mundo son ciclistas.
No hay datos sobre sin son bicis con motor o sin el.
El riesgo de accidente aumentará teniendo en cuenta que su frecuencia de uso es cada vez mayor –no sólo en el tiempo libre, sino también como un medio de transporte diario.

Casco
Sólo el 15% de los ciclistas llevan casco.
Esta situación es inaceptable considerando que la probabilidad de sufrir daños cerebrales sin casco es de más del doble que si se lleva casco.
El 40% de las lesiones graves o mortales sufridas por los ciclistas en colisiones con coches son precisamente lesiones en la cabeza.

Contaminación
Según la OMS 7 millones de personas mueren cada año en el mundo como consecuencia de la contaminación ambiental.
Según la OCDE la bicicleta reduce el riesgo de obesidad, de problemas cardiovasculares y de depresión.
Pero los ciclistas respiran las sustancias nocivas presentes en el aire contaminado, especialmente, cuando esperan en un semáforo junto a coches y motocicletas.
Además, los padres que suelen transportar a sus hijos en los remolques de las bicicletas deberían tener en cuenta que, al nivel del remolque, la cantidad de sustancias tóxicas percibidas es aún más alta.

Fuente: Allianz Risk Pulse: La ciudad del futuro es de los ciclistas (español) y Allianz Risk Pulse: The city of the future belongs to cyclists (inglés)

No hay comentarios: