La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Trabajos de limpieza y cuidado de los bosques de Endesa

Endesa destinará 84,5 millones de euros en el mantenimiento preventivo de su red de distribución eléctrica y sus entornos naturales en España, especialmente en zonas boscosas, de cara a asegurar la continuidad del suministro en el período estival.
Se trata de actuaciones contempladas ante la campaña de verano en las regiones donde Endesa opera como compañía distribuidora (Cataluña, Aragón, Andalucía y Extremadura, Baleares y Canarias) y se realizan en colaboración con las administraciones autonómicas y locales.
Consisten, principalmente, en trabajos de limpieza y cuidado de los bosques y otros mantenimientos preventivos como las inspecciones termográficas, además de las habituales revisiones de todas las instalaciones.

En Andalucía y Extremadura se invertirán 32,6 millones de euros; 33,2 millones en Cataluña; 7,6 millones en Aragón; 4,7 millones en Baleares; y 6,4 millones en Canarias, proporcionales a la extensión kilométrica de la red en cada área y a las zonas de protección.

Desde 2010 hasta 2014, incluida la presente campaña, Endesa habrá invertido en estas actuaciones de verano 494 millones de euros para los trabajos de limpieza de bosques, revisiones de la red y mejora de la infraestructura.
El objetivo es optimizar el estado de las líneas y los entornos naturales por los que discurren, especialmente en zonas boscosas, para garantizar la continuidad del suministro ante los picos de consumo que pudieran provocar saturaciones en la red. Estos trabajos se enmarcan en el compromiso de la Compañía con la protección del medio ambiente y los entornos en los que opera, dentro de su Plan de Sostenibilidad.

Conservación del entorno vegetal
De los casi 324.000 kilómetros de red eléctrica que integran la infraestructura de Endesa en distribución, 110.000 (un tercio) corresponden a líneas áreas que atraviesan terrenos o zonas forestales, que precisan de una adecuada conservación de las masas de vegetación.

Este año se destinarán 17,5 millones de euros a los trabajos de tala, poda y limpieza de la masa vegetal que crece alrededor de todas las líneas eléctricas que atraviesan zonas forestales. En los últimos cinco años, la inversión dedicada a dichas labores ha ascendido a 111 millones de euros. Con estas operaciones, se asegura la apertura de corredores de seguridad debajo de las redes tanto de alta como de media y baja tensión, evitando incidencias en el suministro eléctrico debidas a la proximidad de la masa forestal a las líneas.

Los trabajos de tala y poda selectiva se ejecutan según los criterios estipulados en la normativa nacional y autonómica, que marcan la periodicidad en función del calendario de crecimiento de las diferentes especies.

Termografías y mejora de las infraestructuras
Endesa invertirá 67 millones de euros en el programa de mantenimiento predictivo y preventivo, y en la mejora de su red eléctrica de cara a la campaña de verano de 2014.
En el marco de este programa, Endesa realiza diferentes tipos de revisiones en sus instalaciones de distribución.
Entre ellas cabe destacar las termográficas de las líneas y subestaciones de media y alta tensión, que consisten en la inspección de la red, ya sea desde tierra o por medio de helicópteros, supervisando las instalaciones y detectando si hay algún elemento que presente una temperatura más elevada de lo que sería normal, lo cual indica que sufre una anomalía y es necesario activar el mecanismo para la corrección.
Este mantenimiento predictivo y preventivo de las instalaciones de la compañía permite evitar posibles incidencias en el suministro y futuras averías.

Tras la aprobación del marco regulatorio temporal para las operaciones con drones por parte del Gobierno, Endesa ha cumplimentado ya toda la documentación requerida para incorporar el uso de estos helicópteros no tripulados en la revisión del estado de la red eléctrica.

Se trata de aparatos de 75 centímetros de largo y un peso inferior a los 4 kilógramos que están equipados con cámaras de alta resolución que permiten captar imágenes de las líneas en puntos de difícil acceso y favorecen los trabajos de vigilancia de tendidos.
En total, Endesa cuenta con nueve drones para revisar su red eléctrica en los territorios en los que se encuentra presente.

Cataluña fue la primera región en que se experimentó con este tipo de vehículos teledirigidos, con los que se han podido revisar las líneas de alta tensión de Lleida y Tarragona de cara a la campaña de verano.

Hasta ahora los técnicos de la compañía subían a las torres teniendo que programar cortes de suministro para su revisión por lo que, gracias a este sistema, las revisiones, sobre todo en zonas de difícil acceso, serán más ágiles complementándose con las que se hacen desde helicópteros.

Los drones adquiridos por Endesa son pequeños aparatos aéreos que pesan entre dos y cuatro kilos, y cuentan con una cámara de alta resolución que capta permanentemente imágenes a 360 grados. La calidad de las imágenes se logra gracias a la estabilidad del aparato en vuelo, lo que permite tener una imagen fidedigna que permite agilizar los trabajos de control de las líneas.

Estos aparatos permiten no sólo revisar el estado de las líneas, sino también verificar la anchura de los pasillos y senderos de seguridad que se encuentran en el recorrido de estas líneas.

Además de la revisión y el mantenimiento de las redes, la mejora de las instalaciones es clave para el buen funcionamiento del sistema eléctrico.
Cada año, Endesa incorpora nuevas tecnologías y renueva las infraestructuras existentes con el fin de asegurar la continuidad del suministro.
Los elementos más significativos donde se actúa son las líneas de baja tensión (sustitución de cables convencionales por cable trenzado), la red de media tensión, y el refuerzo de conectores, aisladores, pararrayos y protecciones diversas.

Endesa está reduciendo el número de interrupciones y su duración. 
En 2013, el tiempo medio de disponibilidad de la red fue del 99,99%.
La red de distribución de Endesa en España está integrada por 186.523 kilómetros de líneas de baja tensión, 117.542 kilómetros de media tensión y 19.566 kilómetros de alta tensión, 1.244 subestaciones y 131.491 centros de transformación.
En 2013, el número de clientes con acceso a las redes de distribución de Endesa alcanzó los 11,9 millones y la energía distribuida a través de su red eléctrica se situó en112 TWh, lo que supone una cuota del 43 por ciento de la demanda total en España, siendo la compañía líder del sector.

No hay comentarios: