La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

miércoles, 6 de agosto de 2014

La fidelidad, un valor siempre presente para los niños con discapacidad

El blog de Juan Royo: El Rey Felipe VI sería el jefe ideal para los niños con discapacidad:

Con el objetivo de normalizar y eliminar barreras y falsos estereotipos, la Fundación Adecco lleva 8 años recogiendo las aspiraciones profesionales, inquietudes y deseos laborales de los niños con discapacidad.

Es muy importante darles voz y que se sientan parte imprescindible de nuestra sociedad, desde las edades más tempranas. 
Los pequeños con discapacidad son una fuerza laboral clave para nuestro futuro; una fuerza que, sin embargo, aún tiene muchos retos por delante. 
Por ello, desde el Grupo Adecco siempre les hemos incluido en nuestra encuesta.  
Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco

En estos años las aspiraciones y percepciones de los niños con discapacidad se han mantenido estables, aunque a veces condicionadas por la actualidad del momento.

La fidelidad, un valor siempre presente
Ya en la primera encuesta en el año 2007, se detectó una característica que se ha ido repitiendo sistemáticamente año tras año: la fidelidad. Agradecidos y orgullosos de tener la oportunidad de trabajar, los niños con discapacidad desarrollan un alto compromiso al proyecto al que se vinculan y ello se refleja en las respuestas que nos han ofrecido.
Siempre más del 70% ha deseado permanecer siempre en la misma empresa, una vez encuentre trabajo.

Mayor inclinación a la naturaleza y al espectáculo
Tengan discapacidad o no, los niños, niños son, y sus inclinaciones siempre se han movido entre la profesión de futbolista para ellos y la de profesora para ellas.

Hay una mayor predisposición de los niños con discapacidad hacia empleos relacionados con la naturaleza, en el caso de los chicos (agricultor, jardinero, etc) y los espectáculos, en el caso de las chicas (modelo, cantante, actriz, etc).
Muchos niños han tenido experiencias prelaborales o de ocio en centros ocupacionales y desean orientar su futuro profesional en esta dirección.
En el caso de las niñas, el alto apego que desarrollan con sus ídolos, fomenta que quieran parecerse a ellas cuando sean mayores.

Siempre cerca de los suyos
La familia ha tenido un constante protagonismo desde los orígenes de la encuesta.
Los niños con discapacidad la anteponen a cualquier oportunidad que les surja. En general, no se irían a trabajar fuera de España, pondrían como “jefes” a sus padres y cuando se jubilen, su principal actividad sería disfrutar de sus allegados.

Reivindicativos y generosos

Durante estos años de encuesta, otra invariable ha sido la aspiración a mejorar la vida de las personas con discapacidad.
Entre sus más profundos deseos, los niños no han dejado de proponernos medidas que favorezcan su integración social y laboral: “poner más rampas y ascensores”, “enseñar a todo el mundo lengua de signos” o “que nadie nos mire diferente”.
Pero además de “pedir” para sí mismos, los niños con discapacidad no olvidan a los demás, y muchas de sus respuestas nos han sugerido una inmensa generosidad.
En 2013 nos dieron una gran lección “anticrisis”, proponiendo ayudar a los demás y compartir, como receta de oro para que la situación mejore.

RESULTADOS 2014
Así se “venderían” en una entrevista de trabajo
El primer paso para encontrar un empleo es superar una entrevista de trabajo y así se lo hemos explicado a los niños con discapacidad. Para ello, hemos realizado el ejercicio de reflexionar qué destacarían de sí mismos para tener éxito en un proceso de selección.
Los niños con discapacidad no hacen referencia a sus competencias laborales o aptitudes profesionales, sino que ponen sobre la mesa cualidades relacionadas con su forma de ser, que consideran positivas para desempeñar un puesto de trabajo.

Tres aspectos se han repetido sistemáticamente: amabilidad (20,1%), alegría (16,4%) y compromiso (15,6%).
Muchos de los niños con discapacidad han ofrecido respuestas en esta línea: “soy alegre”, “soy alegre y amable”, “soy de confianza”, “cumplo siempre mi palabra”, “soy leal”, etc.

No hay comentarios: