Francia y Alemania renquean

La Bolsa no suele ser lugar para las medias tintas.
Los osos y los toros confrontan continuamente sus argumentos bajistas o alcistas para dirimir la tendencia en el corto plazo.
Sin embargo, el caos de los mercados no entiende de lugares absolutos.
Una de cal y otra de arena podría ser una máxima clarificadora del entorno actual.
Y ahora toca purgar las malas noticias.
Realizando un ejercicio de imaginación difícil en Bolsa, evaluaremos las condiciones macroeconómicas en las que se encuentran Francia y Alemania y su influencia en los mercados financieros.
Lee el resto del artículo en EL ECONOMISTA

Comentarios

Entradas populares