La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

jueves, 19 de junio de 2014

El 86% de las mujeres en la Región Oriental de Marruecos NO tiene un trabajo en condiciones justas

En Marruecos, las mujeres se enfrentan cada día a numerosas dificultades que impiden que desarrollen sus capacidades y salgan de la exclusión social.
Uno de los muchos obstáculos que imposibilitan la independencia de las marroquíes es su escasa integración laboral.
Esta situación es especialmente grave en la Región Oriental, donde solo el 13,9% de la población femenina tiene un trabajo en condiciones justas.

Ubicada al nordeste del país, esta zona ha estado históricamente aislada del resto de Marruecos y de las grandes áreas de desarrollo. Este aislamiento no solo ha condicionado las oportunidades laborales de las mujeres, sino que ha aumentado la desigualdad de género, motivada por la falta de acceso a la educación. En esta región del país magrebí, el 73% de las mujeres no ha podido aprender a leer ni escribir.

Fundación CODESPA busca conseguir cambios positivos y sostenibles en las vidas de estas mujeres a través de un proyecto ejecutado junto a la Asociación Ain Ghazal y financiado por la AECID.
Se trata de una iniciativa que pretende dar oportunidades a mujeres que no han tenido la posibilidad de acceder a cursos de formación profesional adaptados a sus necesidades, lo que ha impedido su desarrollo personal y económico.

Tras la intervención, 390 mujeres ya han recibido cursos de formación acordes con sus preferencias y las del mercado laboral. De esta manera, Fundación CODESPA pretende acabar con su vulnerabilidad social y poder superar las barreras culturales y económicas a través del acceso al trabajo.

La historia de Aicha
Dentro de este contexto de falta de oportunidades, existen historias de éxito y superación. Es el caso de Aicha, una mujer marroquí cuya vida merece ser contada. Por este motivo, Fundación CODESPA acaba de lanzar un vídeo en el que se recoge su testimonio sobre cómo pasó de ganar 1,80 euros al día –habiendo jornadas que no cobraba nada– a abrir una tintorería y así poder mejorar su situación social y económica.

Aprendí a contar y a llevar mi propio negocio. Pero sobre todo, aprendí a mantener la esperanza, cuenta Aicha frente a la cámara.
Después de divorciarse de su marido, esta mujer trabajó limpiando cafeterías y en una tintorería, donde las condiciones eran muy duras debido al gas que expulsaban las máquinas que manejaba constantemente en un espacio muy reducido.

Hoy, Aicha quiere seguir avanzando y no volver atrás. Me gustaría animar a las mujeres a abrir sus propios negocios para que estén más tranquilas psicológica y económicamente y para que no tengan que trabajar en malas condiciones, afirma.
Su historia de independencia, confianza y libertad sirve de ejemplo para muchas marroquíes en la lucha por el cambio social en su país.

Puedes ver el video sobre su historia aquí

No hay comentarios: