La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

lunes, 26 de mayo de 2014

9 de cada 10 inversores tienen en cuenta información no financiera a la hora de invertir

El informe Tomorrow´s Investment Rules, elaborado por EY pone de manifiesto que  la información no financiera se ha convertido en un elemento relevante para los inversores a nivel internacional.
El estudio recoge la opinión de 163 inversores institucionales e identifica las tendencias que influyen en las decisiones de inversión y el impacto en las mismas de la información no financiera (la relativa a medio ambiente, sociedad y gobierno corporativo) de las compañías.
El 89% de los inversores señalan que la información no financiera jugó un papel fundamental, al menos en una de las operaciones en las que participaron en el último año.
De este porcentaje, dos tercios están utilizando alguna metodología para evaluar este tipo de información, y de este número la mitad tiene un proceso establecido al respecto.

La economía ha cambiado y hoy en día tenemos una nueva visión basada en la creación de valor en el sentido más amplio. 
Ya no se trata sólo de lo que reflejan las cuentas anuales de una empresa. Ahora no se puede gestionar una organización si no se es consciente de su interrelación con la sociedad, con sus empleados y su responsabilidad con el entorno. 
La tendencia en la información corporativa refleja esta nueva visión y los inversores están apostando por ello. Juan Costa, Socio responsable a nivel mundial de Cambio Climático y Sostenibilidad de EY

El informe demuestra que la información no financiera es compleja de valorar y verificar, por lo que la mayoría de los encuestados exigen que los informes contengan realmente información válida, relevante y verificada; así como que provengan de las propias compañías.
Asimismo, los inversores están demandando valoraciones que permitan poder realizar comparativas entre diferentes empresas.

El análisis de los riesgos sigue estando en la parte alta de las exigencias de información y documentación para los inversores.
A la hora de determinar si existen riesgos relevantes, éstos destacan los relacionados con aspectos de gobierno corporativo, la transparencia y la ausencia de estrategia en la creación de valor a largo plazo.
Otro parámetro de análisis es todo lo vinculado con el impacto en la reputación corporativa.

Por zonas geográficas, los inversores con intereses en mercados emergentes reclaman más información no financiera (70%), que aquellos focalizados en economías más desarrolladas (49%).

Por sectores, son el metalúrgico y minero, seguido del energético e industrial sobre los que más información requieren, sin olvidar otros como el sector manufacturero, productos de consumo y financiero.

No hay comentarios: