La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

jueves, 10 de abril de 2014

“Ni un hogar sin energía” logra un 37% de ahorro en las facturas de los hogares

El proyecto piloto “Ni un hogar sin energía” ha finalizado su labor de asesoramiento e intervención con 15 familias residentes en el Casco Histórico de Zaragoza, que sufren pobreza energética, logrando un ahorro del 37% en las facturas de consumo de energía.
Los resultados de este programa, llevado a cabo entre el Ayuntamiento de Zaragoza y Ecodes, se estudiarán en la mesa técnica que desarrolla el Plan municipal contra la pobreza energética, que incluirá la estrategia del Ayuntamiento para evitar que los hogares zaragozanos atraviesen por situaciones de este tipo.

Desde noviembre de 2013 a marzo de este año, época de mayor frío, se ha estudiado la situación y los condicionantes de cada vivienda sometida a estudio.
Así, tan sólo con el cambio de potencia contratada, el tipo de tarifa y la solicitud del bono social a las empresas, “Ni un hogar sin energía” ha propiciado que 15 familias reduzcan su factura energética entre un 14% y un 43% del montante del que partían.

El ahorro medio en cada uno de los hogares del programa ha sido del 27,2%, una cifra muy por encima del objetivo del 10% que se fijó en la planificación de “Ni un hogar sin energía”.

A este ahorro económico en las facturas por la optimización de los contratos, habría que añadir el ahorro derivado de la reducción del consumo de energía consecuencia de:
1. la aplicación de los hábitos expuestos en los talleres
2. las medidas de eficiencia energética que se implementó en cada vivienda
3. la sustitución de electrodomésticos por otros más eficientes donados por Electrodomésticos Balay
4. y la instalación de 100 bombillas LED donadas por Clover LED
lo que se ha valorado en un 10% adicional de reducción.

Entre las medidas prácticas que se tomaronse encuentran:
- burletes en ventanas y puertas,
- faldones en la puerta al exterior de la vivienda,
- temporizadores en termos eléctricos
- deshumidificadores
- bombillas LED de última generación
- reflectores en radiadores.

Estas actuaciones han supuesto no solo una reducción de la demanda de energía, sino también una mejora importante en el confort térmico y de humedad de las viviendas.
Hay que recordar que la situación de muchos de los hogares estudiados en “Ni un hogar sin energía” es límite, con cortes de suministro, avisos de impago y sin utilizar la calefacción durante todo el periodo invernal, registrando valores de temperatura por debajo de los 15ºC en el interior de algunas de las viviendas durante el periodo de medición.

Plan municipal contra la Pobreza Energética
El Ayuntamiento de Zaragoza está elaborando un plan que establezca la estrategia municipal contra la pobreza energética en la ciudad.
En esta dirección, una mesa de trabajo compuesta por técnicos municipales de Medio Ambiente, de Zaragoza Vivienda, de Presidencia, de Consumo y de Acción Social se reúne desde el pasado 28 de marzo para desarrollar los siguientes objetivos generales:

• Ahondar en el conocimiento del concepto de Pobreza Energética y en los mecanismos que permitan generar fuentes de conocimiento compartido en este ámbito.
• Impulsar medidas para prevenir y mitigar la pobreza energética, especialmente en ámbitos con influencia municipal (transferencias de renta, eficiencia energética, …).
• Fomentar el diálogo entre los distintos agentes públicos, económicos y sociales para promover, a nivel local, la colaboración entre los mismos, que permita desarrollar medidas preventivas y mitigadoras de la pobreza energética.
• Apoyar, en lo posible, aquellas iniciativas que, desde ámbitos públicos y privados, tengan como objetivo la mejora de los indicadores de pobreza energética.
Por razón de unos objetivos tan amplios, la mesa está abierta a la participación en un futuro de otros ámbitos municipales y de otras entidades.
Los trabajos incluirán analizar y estudiar medidas de posible impulso y aplicación desde el ámbito local y revisar otras actualmente en vigor, tales como:
• Tarifas sociales (bono social)
• Eficiencia Energética (Plan Estatal de Vivienda y rehabilitación 2013-16, Directiva Europea de Eficiencia Energética, Proyecto “ni un hogar sin energía”, créditos ICO para rehabilitación energética de viviendas, certificación de eficiencia energética, etc).
• Transferencia de renta (Ingreso Aragónés de Inserción, Ayudas Municipales de Urgencia, Plan de Empleo Social, pensiones no contributivas, etc.)

En definitiva, la estrategia municipal contemplará acciones tales como:
1. Redactar un protocolo de actuación municipal ante posibles causas de pobreza energética.
2. Articular un “sistema de ayudas” para situaciones de emergencia (revisando el vigente).
3. Evaluar y diagnosticar las situaciones de los hogares que sufran esta situación.
4. Analizar las alternativas más eficientes en los hogares.
5. Desarrollar estrategias formativas en hábitos y soluciones de ahorro energético.
6. Implementar medidas de ahorro energético.
7. Difundir “buenas prácticas” en materia energética.
8. Dar a conocer los derechos y deberes de los ciudadanos en esta materia.
9. Estudiar un fondo de pobreza energética.

No hay comentarios: