La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Autoempleo joven: Youth Business Spain


Se ha presentado en Madrid, Youth Business Spain, una red nacional de entidades sociales especializadas en autoempleo joven que, con el apoyo de compañías privadas comprometidas y de las administraciones públicas competentes, apoyará la creación de 5.000 negocios y 10.000 puestos de trabajo durante los próximos años.

YBS es el socio español de Youth Business International, una ONG especializada en apoyar el emprendimiento de los jóvenes, con presencia en más de 40 países; fue fundada en la década de los años 80 para promover el emprendimiento como respuesta a una preocupante tasa de paro juvenil, y ha tenido muy en cuenta la situación laboral de los jóvenes españoles a la hora de promover sus actividades en España.

YBI ayuda a jóvenes de 18 a 35 años con potencial emprendedor y buenas ideas, pero carentes de la formación, la experiencia y los recursos necesarios para lanzar su propio negocio, mediante programas de formacióny asistencia técnica, de acceso a la financiación y de mentoring.

Solo en el año 2012, YBI hizo posible que 11.884 jóvenes crearan sus propios negocios, que a su vez generarán 40.000 nuevos puestos de trabajo en los próximos tres años, en más de 40 países.
Youth Business Spain (YBS) es una iniciativa colectiva desarrollada por dos ONG de ámbito local, la Fundación Tomillo y la Fundació Privada per a la Promoció de l'Autoocupació de Catalunya (CP'AC), con el respaldo de la JP Morgan Chase Foundation, que participa en esta iniciativa en un momento en que el mercado laboral español atraviesa uno de sus periodos más difíciles.

En palabras del Director de Youth Business International, Andrew Devenport, 'estamos encantados de integrar Youth Business Spain dentro de nuestra red global. YBS es una iniciativa muy necesaria que movilizará recursos de gran utilidad en una economía que se enfrenta al desafío urgente del desempleo juvenil; estamos dispuestos a ayudar en el desarrollo del programa y aportar nuestra experiencia con los jóvenes, gracias a nuestra red internacional de socios'.

'En JP Morgan', ha explicado su presidente en España, Enrique Casanueva, 'creemos que ayudar a la próxima generación de emprendedores, y promover una cultura de emprendimiento, son acciones decisivas para crear sociedades dinámicas, que pueden además jugar un papel clave en la lucha contra el desempleo. Estamos orgullosos de contribuir al desarrollo de Youth Business Spain de la mano de YBI; nuestras habilidades complementarias nos confieren un enfoque único, que hará posible que más jóvenes españoles puedan desarrollar su potencial como emprendedores'.

Objetivos
Youth Business Spain se ha fijado objetivos ambiciosos para los próximos 5 años: impulsar la creación de 5.000 nuevos negocios que generen 10.000 nuevos puestos de trabajo, formando a 20.000 jóvenes, financiando a 1.000 emprendedores sin acceso a la financiación bancaria y acompañando a 2.500 emprendedores a consolidar y hacer crecer sus proyectos empresariales.

Para ello, YBS pretende construir una red de entidades sociales especializadas en la prestación de servicios de apoyo al autoempleo con presencia en todas las comunidades autónomas, involucrar al sector privado canalizando sus programas de responsabilidad social, y comprometer a las administraciones públicas competentes.

Metodología
Youth Business Spainaplica la misma metodología que los demás miembros de Youth Business International y que combina programas de formación y asistencia técnica, de acceso a la financiación y de mentoring.

La formación potencia las actitudesy desarrolla las competencias necesarias para que los jóvenes emprendedores planifiquen y gestionen con éxito sus nuevos negocios.
La formación se combina con una asistencia técnica personalizada que orienta a los jóvenes durante sus itinerarios de autoempleo, ayudándoles a elaborar un plan de empresa viable para su idea de negocio.

El acceso a la financiación es una de las principales barreras con que se encuentran los jóvenes para crear sus propios puestos de trabajo.
YBS trabaja en la creación de un fondo que permita a los jóvenes acceder a los recursos necesarios, en condiciones de mercado, para poner en marcha sus proyectos empresariales.

Finalmente, el programa de mentoring, uno de los elementos diferenciadores del enfoque de YBS, se basa en la colaboración de empresarios y profesionales locales con experiencia emprendedora que, en calidad de voluntarios, acompañan a los jóvenes emprendedores durante el primer año de vida de sus negocios, ayudándoles a analizar problemas, a identificar soluciones y a tomar decisiones, potenciando su crecimiento personal y profesional y la consolidación de sus empresas y empleos.

2 comentarios:

Fernando Peña Llorente dijo...

Estimado Juan:
Efectivamente el desempleo de este país es alarmante, especialmente entre las personas jóvenes. La tasa de desempleo alcanza a más del 50%. No obstante, pienso que los grandes problemas, necesitan grandes soluciones, lo que no es lo mismo que la misma solución para todos. Es necesario desagregar muy bien los diversos colectivos de jóvenes y las edades de los mismos que componen esa cifra total. Si lo hacemos veremos que las personas que peor lo tienen son aquellas, de menos de 25 años, sin estudios superiores, que dejaron los estudios para trabajar en los años de “la cresta de la ola” y que ahora, no tienen ni estudios, ni trabajo, ni posibilidad de conseguirlo, (al menos en el corto y medio plazo)
Soy un firme defensor del emprendimiento, no en vano, he pasado más de 10 años de mi vida laboral en este sector. Pero es necesario indicar que el emprendimiento, la motivación al emprendimiento, la formación para el emprendimiento, el análisis de la viabilidad de los proyectos, hay que llevarlos a cabo desde la más absoluta responsabilidad.
Digo esto porque menos de 3 de cada 10 personas, son susceptibles de asumir procesos de emprendimiento. 5 de cada 10 no llegará ni a tomarse la molestia de definir un proyecto por escrito, (aunque haya tenido una idea) y mucho menos a elaborar un proyecto de viabilidad, en torno a 1,4 de cada 10 jóvenes, llegarán a poner un proyecto en marcha.
Existen ya innumerables iniciativas por parte de los 4 niveles de la administración, además de Cámaras de Comercio, asociaciones, sindicatos, educación, universidad y últimamente ONGs…. En algunos casos, con servicios manifiestamente mejorables… No habrá llegado un punto en el que estamos devaluando el valor del emprendimiento??
No quisiera señalar tintes negativos en esta noticia, pero sí que quisiera hacer un gran hincapié, en que estos servicios de ayuda al emprendimiento, en general y en mi opinión, tienen que diferenciarse de la ingente oferta de servicios y “asesoramientos” y deben, ante todo, aportar valor. El valor de facilitar la toma de decisiones al emprendedor, o por contra el valor de advertirle (con rigor y datos en mano) del más que probable fracaso de su iniciativa. En muchos casos, sería suficiente con reconducir proyectos, no al autoempleo, sino a la adquisición de formación, y habilidades personales de cara al empleo. Es responsable seguir destinando esfuerzos económicos a un sector ampliamente atendido??
Por tanto, programas de emprendimiento sí, pero con responsabilidad, y que aporten valor. Todo lo demás, en mi opinión personal, es simplemente imagen.
F. Peña. Alumno MBA USJ

Anónimo dijo...

irpEspaña cuenta hoy con 800.000 jóvenes desempleados menores de 35 años, sin ningún tipo de cualificación, por ello se hacen necesarias redes y estrategias de creación de autoempleo y empresas, que sean facilitadoras de financiación y mentorización, lo más valioso para el emprendedor y la empresa es lo que está más cerca de la empresa, y no hay nada más cercano a la empresa que el propio empresario, esta es la gran apuesta de esta red internacional.

La formación es un valor esencial para estos jóvenes, en riesgo de exclusión, a los que nuestra formación Tripartita destino este año algo más de 46 M de euros en formación para acercarlos a la empresa. Futuras políticas Europeas permitirán que lleguemos a duplicar este importe para el próximo año.

La estrategia “emprendedora” con y por el emprendimiento, por y para los emprendedores, puede ser objeto de elogio en cuanto a su potencial para sembrar y transformar culturas y mentalidades de nuestra sociedad, abrir nuevas visiones y proponer de forma real un nuevo contenido al discernimiento vocacional, pero en la medida en que impacta, o sustituye, o deteriora, o compite, o subsidia, al empresario, su condición y vocación; estamos zarandeando la esencia y pilar básico de nuestro dinamismo económico. Si el impulso de los emprendedores no se articula como camino hacia la empresa y los empresarios, sino se hilvana para que ese emprendedor construya una plataforma presta para competir en la globalidad y la internacionalización, y capaz de generar valor y empleo más allá de la ocupación y el talento o capacidad individual; estaremos sembrando nuestro escenario “micro” de “minas trampa” que explotarán a los pies y a los pasos de las Pymes y Mircroempresas que alimentan nuestro PIB y que son la auténtica esperanza de mejorar la situación del empleo. Estaremos amenazando y lastrando al “pequeño” que puede crecer y que también puede generar y ser marco de emprendedores y de emprendimiento. En una carrera desigual, que acabará por convertir el mercado interno en un circuito endogámico y desequilibrado, donde las grandes crecerán hacia fuera, y las “pequeñas” morirán dentro, con el único horizonte de que ese emprendedor solitario, ese autónomo o autoempleado, o acaso alguno de ellos consiga ser la Pyme o Micro pyme que hoy agoniza, en una rotación perversa e improductiva.

Y tangencialmente o transversalmente, como línea continua la intensa e ingente labor de sembrar otra cultura, otra mentalidad... para que el docente, el político, el funcionario, el alumno, el empleado, el jubilado... vaya interiorizando que el empresario es activo esencial de la sociedad, motor de la economía, y sólo es enemigo de su sosiego personal.

Oscar Aragón Blasco