La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

viernes, 15 de noviembre de 2013

La RSC protagonista del Congreso de AJE

A lo largo de esta segunda jornada de Congreso diferentes expertos analizaron, entre otras cuestiones, temas como la financiación, la recuperación económica y la capacidad para emprender, la protección de datos, la internacionalización, el marketing online o la RSC en el seno de las empresas.
Juan Royo, experto en RSC, lamentó el hecho de que los empresarios "estén discriminados por la sociedad cuando son los que crean empleo". 
Así, aseguró que la morosidad, que ha provocado el cierre de más de 60.000 empresas españolas, y la liquidez, son dos de los problemas principales en España.
Según dijo, es importante generar negocios sostenibles que aporten valor sin pensar solo en aspectos economicistas. 
En este sentido, afirmó que es fundamental "tener una gran perspectiva para encontrar nuevos negocios" en ámbitos como la ecología y la discapacidad, al tiempo que aseguró que la RSC "es estrategia y no marketing verde". 
"Hay que ver más allá, divulgar las buenas prácticas y ser generosos en esa comunicación", puntualizó.

Por otro lado, José Luis Piñar, director de la Agencia Española de Protección de Datos entre 2002 y 2007, aseguró que las empresas deben cumplir con la legislación en esta materia "no sólo para evitar multas, sino porque realmente es bueno para ellas". 
En su opinión, aplicar la normativa en materia de protección de datos supone para las empresas "un elemento competitivo muy importante que genera valor de cara a los clientes".
Asimismo, Piñar insistió en el hecho de que la normativa ha de aplicarse desde el primer momento de creación de una empresa, ya que "resulta más económico que implantarla a posteriori". "Es como quien construye un edificio sin instalar los sistemas de prevención de incendios", apuntó.
Por su parte, Marcos Eguiguren, profesor de la UPC Barcelona, indicó durante su ponencia 'El papel de las alianzas estratégicas ante los procesos de internalización', que "a veces las alianzas se realizan por necesidad y porque seguir aislado puede llevar a la destrucción de la compañía", pero hay que tener en cuenta, dijo, que "una internacionalización mal hecha puede ser letal".
Desde su punto de vista, las alianzas son oportunidades que hay que aprovechar y apostó por la "alianza como respuesta a una oportunidad y no como respuesta a la adversidad". "Siempre es mejor internacionalizarse con salud que con enfermedad", apuntó, al tiempo que subrayó que para la internacionalización hay que estar "psicológica, económica y organizativamente preparado".

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Jesús Terciado, pidió este viernes al Gobierno, durante la clausura del XVIII Congreso Internacional de Jóvenes Empresarios 'Take Over-Sobrevivir sin cobertura' de Ceaje, la implantación de nuevas reformas y una rebaja de impuestos, "que tanto han subido en los últimos años".
Terciado, que estuvo acompañado en este acto por la presidenta de Confederación Española de Jóvenes Empresarios (Ceaje), Pilar Andrade, y por su secretario general, Ángel Gómez, consideró que el Gobierno "está perezoso en la implantación de nuevas reformas" y criticó que las que se han puesto en marcha hasta ahora, referidas a la reducción de la burocracia y a la relación con la Administración, "son superficiales".
Durante su intervención, Terciado indicó que la reforma de las administraciones públicas y la fiscal "están pendientes y lastran el crecimiento potencial de España como país". 
En este sentido, pidió una rebaja de impuestos como las tasas medioambientales, el impuesto de basuras o el IRPF, entre otros.
A su juicio, el principal problema de las empresas españolas es que "sigue sin haber financiación" y añadió que "hasta que no fluya el crédito va a seguir habiendo problemas". 
Por ello, apuntó que "todas las herramientas públicas de financiación tienen que estar disponibles para los empresarios".
Además, subrayó la necesidad de acabar con la morosidad en España, ya que "es una lacra con la que hay que acabar para ser un país serio" y para, según dijo, poder competir con otros países del entorno como Francia, en el que el plazo máximo de pago es de 40 días, frente a los 275 de España.
A pesar de la actual situación de crisis, Terciado señaló que las empresas españolas han conseguido sobrevivir y abrir nuevos mercados, al tiempo que destacó la influencia y la relación que las organizaciones empresariales han logrado mantener con la Administración.

No hay comentarios: