La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Melía, hoteles RSC


“ El Turismo generó en 2012 el 9% del PIB mundial. El 10% del empleo internacional creado en el ejercicio lo fue en este sector, lo que muestra la influencia y responsabilidad de las empresas turísticas para con la sociedad”, indicó Gabriel Escarrer Jaume, Vicepresidente y Consejero Delegado de Meliá Hotels International, al comenzar la presentación de los avances de su Compañía en materia de RSC, recogidos en la Memoria de Sostenibilidad 2012.
La Memoria obtuvo un año más la calificación máxima (A+) según Global reporting Initiative (GRI).
Para Escarrer la memoria de Sostenibilidad es un documento clave para la información y el conocimiento de su empresa hacia los Grupos de Interés, pero sobre todo, debe ser una herramienta de gestión y mejora continua, pues “ negocio y compromiso responsable deben ir de la mano, de manera que ser más responsable redunde en una mayor aportación de valor y una mejora de los resultados”.

Consciente de que unos resultados económicos sostenibles son condición indispensable para poder aportar valor a la sociedad, Escarrer recordó cómo Meliá ha resistido los años de crisis mejor que la media de sus competidores, y se enorgulleció de “ofrecer ya oportunidades laborales a mas de 38.000 empleados en todo el mundo” y de mantener sus grandes compromisos del Global Compact, CDP, Códigos como ECPAT – contra la explotación infantil- o el Código Ético Mundial del Turismo, así como renovar su pertenencia al Índice FTSE4Good de inversión responsable, o su certificación como Compañía Hotelera de la Biosfera que acreditan un cumplimiento cada vez mayor de estándares sociales, medioambientales y culturales.
Tanto Escarrer como Lourdes Ripoll, Directora General de Estrategia y RSC de Meliá hotels International, recorrieron los grandes titulares de la actuación responsable de la Compañía, recogidos en la Memoria de Sostenibilidad, destacando aspectos como los siguientes:

· En el plano social, la superación del objetivo a cumplir en la alianza con UNICEF: la sensibilización a clientes y empleados fue tal que sus contribuciones voluntarias recaudaron casi un millón de euros durante los primeros 2 años. Asimismo, en materia de integración, Meliá formalizó la contratación de 31 personas con discapacidad solo en España, y siguió profundizando en el principio de accesibilidad, con la puesta en marcha de la primera página web con certificado AA de Accesibilidad para personas con discapacidad.

· MEDIO AMBIENTE
Meliá mejoró su puntuación en el índice de emisiones del Carbon Disclosure Project, y redujo sus emisiones totales en un 6,3% respecto a 2011. El 10% de los hoteles están ya certificados en Turismo Responsable, y se dio un impulso significativo al sello “Earthcheck” en los hoteles de América.

· ÉTICA Y BUEN GOBIERNO
El 50% de los miembros del Consejo son ya independientes, y la Compañía presentó su Código Ético, que mas allá de constituir un código de conducta, recoge todos los principios y compromisos que rigen la relación con los distintos grupos de interés de la Compañía.

· CREACIÓN DE RIQUEZA
Distribuyó en 2012 más de 1.200 millones de euros (el llamado cash-flow social) entre sus empleados, accionistas, proveedores, socios y Administraciones Públicas, a lo que se debería añadir la riqueza generada por los hoteles de terceros gestionados por Meliá.
En la contribución de la hotelera a cada comunidad destacan aspectos como el de las compras, con un 95% del total de compras de Meliá realizadas a proveedores locales.
Escarrer quiso destacar un proyecto lanzado en 2012 y del que – dijo- representa todos los valores de la Compañía: Vocación de Servicio, Excelencia, Innovación, Proximidad y Coherencia. El proyecto “Calviá Beach” en Mallorca, ha permitido –a partir de la iniciativa de Meliá y gracias a la colaboración público privada- cubrir la primera fase de la reconversión y reposicionamiento de un destino maduro como Magaluf, desarrollando un producto innovador, diferencial, de mayor calidad y sostenibilidad social y económica, frenando el declive y extendiendo las temporadas.
Meliá participó de manera importante en el surgimiento de este destino en los años 60, y hoy tiene el privilegio de contribuir a su recuperación social y económica, con un compromiso y visión a largo plazo, y un retorno esperado que, según expuso Escarrer, excede con mucho el ámbito del negocio.
Según el Vicepresidente de Meliá, “en proyectos como éste, que hemos tenido el orgullo y la fortuna de liderar junto a nuestros socios, es donde se pone de manifiesto realmente, el impacto que nuestra actividad tiene sobre el entorno y la sociedad de un destino, así como que el negocio turístico y el compromiso social están indisolublemente unidos”.
Lourdes Ripoll destacó además, como el principal reto para 2013, profundizar en la globalidad de la información reportada, consiguiendo un reporting mucho más global en base a criterios homogéneos, acorde con el peso cada vez mayor que tiene el portfolio internacional para la Compañía.
Ripoll destacó asímismo que Meliá participa en el programa piloto para desarrollar un modelo de “Reporting Integrado” que enlazará los distintos informes anuales que elaboran las empresas (financiero, de gobierno corporativo, de sostenibilidad, etc…) permitiendo “ofrecer simultáneamente y de manera coherente, la imagen fiel y transparente de la Compañía con un enfoque de corto, medio y largo plazo. “

No hay comentarios: