La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

sábado, 26 de octubre de 2013

La Ley de Transparencia, crítica para la competitividad económica, es un avance, pero falta exigencia con las administraciones públicas

Forética hace un llamamiento a las administraciones públicas, empresas e instituciones a incorporar los elementos fundamentales incluidos en el recientemente publicado Proyecto Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno.
Hasta hace poco, sólo 4 países de la UE carecían de legislación en este ámbito (Chipre, Luxemburgo y Malta, junto a España), por lo que la Ley, una vez aprobada, constituirá un importante avance social que fomentará la participación ciudadana y la mejora de la calidad democrática del país, aunque existen áreas de mejora en el texto.
La Ley de Transparencia, cuyo Proyecto de Ley se encuentra en periodo de revisión por parte del Senado hasta el próximo 20 de noviembre, contiene una serie de medidas orientadas a mejorar el acceso a la información pública, fomentar las normas de buen gobierno y promover la lucha contra la corrupción, entre otras, con el objetivo de crear de empleo e impulsar la salida de la crisis.
Entre las áreas de mejora del Proyecto de Ley, Forética destaca que éste no detalla claramente las sanciones a políticos y funcionarios públicos por el incumplimiento de las normas de transparencia.
Por otro lado, aunque el texto legal obliga a que las administraciones públicas publiquen los bienes inmuebles que poseen, estas instituciones no tienen obligación de hacer público todo su patrimonio.
Como destaca la Presidenta de la Junta Directiva de Forética, Yolanda Erburu, “la Ley es crítica para la recuperación económica de España: la transparencia y la lucha contra la corrupción son claves para crecer, atraer inversiones y facilitar el acceso al crédito y a la financiación estatal”.
Esta opinión la refuerzan datos recogidos en el reciente estudio de Forética “El valor de la transparencia”, en base a información del Foro Económico Mundial, que indica que las economías con mayor nivel de transparencia de sus instituciones crecerán un 12 por ciento más que el resto de las economías avanzadas en el periodo 2012-2017. Además, los niveles de transparencia afectan directamente a la prima de riesgo de los países.
Otro aspecto esencial de la Ley de Transparencia es la promoción de medidas de lucha contra la corrupción. España ocupa el puesto 30 en el Índice de Percepción de la Corrupción 2012 de Transparencia Internacional, por detrás de países con una economía menos avanzada, como Chile o Uruguay.
Además, el último Eurobarómetro -publicado en abril de 2013- destacaba la corrupción como el principal problema para el 49% de los ciudadanos españoles.
En este contexto, Erburu subraya que “las administraciones públicas y las empresas públicas deben tener al mismo nivel de exigencia que las empresas privadas en materia de transparencia”.

También en el sector privado a nivel europeo 
El fomento de la transparencia es también un aspecto de creciente relevancia en el sector privado. A nivel europeo se está debatiendo la propuesta de Directiva en lo que respecta a la divulgación de información no financiera e información sobre diversidad por parte de determinadas grandes sociedades. De ser aprobada, se establecerán criterios obligatorios a empresas de informar sobre aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno.
Ello afectaría a alrededor de 18.000 empresas europeas, unas 1.200 de ellas españolas.
Forética, junto a la red empresarial CSR Europe, han hecho llegar una carta a los presidentes de la Comisión, Consejo y Parlamento Europeo, así como a la Vicepresidenta y la Ministra de Empleo y Seguridad Social de España, con el objetivo de manifestarles su visión acerca de la importancia de la transparencia como catalizadora de la competitividad empresarial.

La transparencia tiene que ver con un buen entendimiento del liderazgo y la gestión, con la manera en la que se comunica la creación de valor a corto, medio y largo plazo en el entorno en el que operan las empresas. En este sentido, que las empresas divulguen información no financiera es un paso esencial para proporcionar a los inversores y proveedores de capital los datos que necesitan para llevar a cabo decisiones eficientes y efectivas. Germán Granda


Enlaces de interés:

No hay comentarios: