La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

domingo, 15 de septiembre de 2013

La FSG pide que la nueva Ley de Educación no olvide al medio millón de víctimas gitanas al abordar el Holocausto en el currículo

La Fundación Secretariado Gitano (FSG) aplaude que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) vaya a incluir en el currículo de las diferentes etapas de la educación “el estudio del Holocausto judío como hecho histórico” –si es aprobada la nueva disposición adicional sobre la Prevención y resolución pacífica de conflictos y valores que sustentan la democracia y los derechos humanos, presentada por el grupo parlamentario popular en el Congreso como parte de una nueva enmienda a la LOMCE- pero pide que no se olvide a las víctimas gitanas del exterminio nazi. 
El régimen nazi promulgó leyes antigitanas similares a las leyes contra los judíos, e identificó a la comunidad gitana como uno de los grupos sociales que debía ser exterminado.
“Es esencial recordar que cerca de medio millón de gitanos fueron asesinadas en los campos de exterminio nazis. 
La persecución y asesinato de gitanos en el Holocausto queda muchas veces en segundo plano, pero no fue algo accidental.  
Es un ejemplo más de la difícil posición que ha tenido este pueblo y que todavía persiste.  
Ya es hora de que deje de silenciarse la historia de sufrimiento y persecución del pueblo gitano", asegura Isidro Rodríguez, director de la FSG. 

El genocidio de los gitanos - que se denomina Porrajmos (en romaní “devoración”) o Samudaripén- es a menudo olvidado y solo recientemente ha comenzado a ser reconocido por algunos países europeos como Alemania, que en 2012 inauguró en Berlín un monumento en recuerdo a las víctimas gitanas. 
No obstante, la propuesta de la eurodiputada gitana Lívia Járóka al Parlamento Europeo para que el 2 de agosto fuese reconocido oficialmente como el “Día Europeo para el recuerdo de las víctimas del Porrajmos”, aún no ha sido aceptada.
El conocimiento del Holocausto, incluyendo el genocidio gitano, es una pieza clave del proceso educativo y una poderosa herramienta de lucha contra la discriminación. De hecho, la Recomendación nº 13 de la Comisión Europea de Lucha contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) sobre antigitanismo recomienda a los Estados miembros en su punto 4.c. que “Incluyan la enseñanza sobre el genocidio gitano (“Porrajmos”) en el plan de estudios de la escuela”. 
Por todo ello, la FSG cree que una disposición que propone que el currículo de las diferentes etapas de la educación básica tengan en consideración “el aprendizaje de la prevención y resolución pacífica de conflictos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, y de los valores que sustentan la democracia y los derechos humanos” no puede obviar al pueblo gitano, hasta ahora el gran olvidado. El estudio del Holocausto como hecho histórico debe tener en cuenta el genocidio gitano pero además, la historia del pueblo gitano en su conjunto debería incluirse en los contenidos curriculares a impartir.
Una reivindicación que el movimiento asociativo gitano lleva haciendo desde hace muchos años, convencido de que el pueblo gitano, su historia y su cultura, necesitan un reconocimiento dentro de la sociedad y, por tanto, dentro de los currículos educativos. Solo así se ayudará a crear una convivencia intercultural e interétnica que garantice el mandato constitucional de “proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas, lenguas e instituciones” y solo así se podrán empezar a derribar los prejuicios y los estereotipos que pesan sobre la comunidad gitana. 
De hecho, la Estrategia Nacional Para La Inclusión Social de la Población Gitana en España 2020 incluye como un punto a tener en cuenta la “realización de un protocolo orientativo de inclusión de la cultura, historia, literatura, etc., del pueblo gitano en los libros de texto y materiales de trabajo del alumnado, y apoyo a la elaboración de materiales educativos sobre la cultura gitana”.
La imagen social de la comunidad gitana está absolutamente distorsionada, llena de prejuicios y estereotipos. 
Diferentes estudios ponen de manifiesto que la comunidad gitana sigue siendo uno de los grupos sociales más rechazados en nuestro país y también uno de los más discriminados; por no hablar del desconocimiento de un pueblo presente en España desde hace más de 600 años. 
Por eso es necesario que la educación española rescate del olvido al pueblo gitano e incluya el estudio de su historia
Porque es esencial aproximar al alumnado a la comunidad gitana, que conozcan su historia, el rechazo que este pueblo lleva sufriendo secularmente, su realidad diversa… ahí está la clave para empezar a derribar estereotipos, romper prejuicios y prevenir el racismo y las actitudes discriminatorias”, asegura el director de la FSG.
 “La historia del pueblo gitano forma parte importante de la historia de España y no puede ni debe seguir ignorándose”.

No hay comentarios: