La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

jueves, 27 de junio de 2013

En España dona un 19% de los españoles, en Reino Unido, el 56%

El informe “El impacto de las aportaciones de los socios de las ONG en España” realizado por Bain & Company, indica que a pesar de la crisis, desde 2010 y hasta el 2012 el número de socios de ONG en España se ha incrementado un 10%, llegando a 3,5 millones de socios regulares.
España es uno de los países con menos donantes de Europa en el año 2012.
Sólo un 19% de la población española es socio o donante puntual, frente al 56% de Reino Unido o el 53% en Francia”.
El informe se centra en el efecto de la actividad de las ONG en la atención de los colectivos más vulnerables, tanto en España como fuera de nuestras fronteras. 
Eduardo Gimenez, director del informe, destaca que “gracias a los socios, las ONG de la Campaña han obtenido en el último año alrededor de 400 millones de euros para financiar sus proyectos”. Según la estimación realizada, estas aportaciones de los socios de las ONG, puede llegar a generar un impacto real en la sociedad de 9 veces su valor, es decir, alrededor de 3.900 millones de euros.
.

9 comentarios:

Nerea Sanz Maya dijo...

¿Será que ocurre lo que comentábamos en clase ayer?
Que no tienen una estrategia clara de cómo buscar personas que quieran donar a ONG´s. O te asaltan en la calle, o a la hora de comer en tu casa...

Yo tampoco tengo una razón clara de porqué ocurre esto, quizá sea la crisis; que nos da miedo dar dinero cuando algún miembro de la familia ya está en pero... o quizá un tema de concienciación social porque ahora vemos el problema en el vecino de al lado y preferimos ayudarle a él directamente antes que dar el dinero sin saber a dónde va a llegar.

Patri Lopez dijo...

Mi comentario se resume en "somos españoles", en cuanto tenemos un pequeño tiempo libre nos vamos al bar, y sólo es un euro!pero ese euro en otros países se destina a otras cosas, como pueden ser las ONG'S.
Si que es verdad Juan, que se ha incrementado,yo creo que somos empáticos, y estamos viendo la pobreza en gente cercana, o en nuestras propias calles o bloques y eso nos mueve a colaborar.
Ojalá se disipe la crisis y sigan perdurando estos valores como son la ayuda o la empatía con el resto del mundo.
Alomejor la crisis puede tener un aspecto positivo en ese sentido.

Patri Lopez dijo...

Mi comentario se resume en "somos españoles", en cuanto tenemos un pequeño tiempo libre nos vamos al bar, y sólo es un euro!pero ese euro en otros países se destina a otras cosas, como pueden ser las ONG'S.
Si que es verdad Juan, que se ha incrementado,yo creo que somos empáticos, y estamos viendo la pobreza en gente cercana, o en nuestras propias calles o bloques y eso nos mueve a colaborar.
Ojalá se disipe la crisis y sigan perdurando estos valores como son la ayuda o la empatía con el resto del mundo.
Alomejor la crisis puede tener un aspecto positivo en ese sentido.

Anónimo dijo...

Sin duda los resultados del informe son muy llamativos. El dato positivo es que en plena crisis el número de socios de ONG en España se ha incrementado un 10%, aunque las diferencias en cuanto a donantes en relación con otros países es enorme. Probablemente se debe a varios factores: en primer lugar, y quizás el más importante; la crisis, pero también; las dudas acerca de a dónde van a parar las aportaciones de los socios y donantes e incluso, como Nerea apunta; a lo que hablamos sobre las “malas formas” por parte de las ONGs a la hora de buscar posibles socios.
Pero a pesar de estas cifras, tampoco podemos olvidar otros hechos que están ocurriendo durante la crisis y que ponen de manifiesto que España es un país solidario, como; las campañas que se han realizado en los supermercados para la recogida de bolsas de alimentos, que al parecer superaron el doble de las expectativas que se tenían. También la solidaridad de personas que dan de comer a vecinos que no pueden alimentar a sus hijos ni a ellos mismos, o incluso aquellos que los acogen en sus casas al quedar estos en la calle por los desahucios.
Si algo positivo podemos encontrarle a la crisis es que nos hace poner los pies en la tierra, nos hace darnos cuenta de que es lo importante y nos hace más solidarios. Son muchas las personas que aportan lo que pueden, el problema es que ahora “lo que se puede” es muy poco o nada.
Fdo.Claudia Briz

Anónimo dijo...

Realmente todos los comentarios realizados en esta noticia tienen su parte de razón. Los españoles somos poco solidarios y egoístas pero en estos tiempos de crisis, la gente nos hemos snsibilizado mucho, pero el problema con las ONG´s esque desconfiamos de cuánto dinero de lo que donamos, va destinados a ayudar.
Nos implicamos mucho más con campañas en supermercados porque das comida y no dinero.
Y por último, los datos de la noticia son interesantes y es algo bueno que se ayude más en España pero....se compara con las aportaciones de otros paises ¿están en la misma situación económica que en España? ¿En otros países tienen que acoger a vecinos, familiares? ¿Es cuestión de cultura, solidaridad?
V. Amigot (Alumna RSC)

Unknown dijo...

La explicación a éste dato quizás lo podramos encontrar en el estudio de la Fundación Addeco y la organización Achalay España, en el que destaca que el 27% de los ciudadanos han modificado sus aportaciones a ONG como consecuencia de la crisis económica. Un 12,5% asegura haber rebajado sus aportaciones, un 10,4 ha dejado de colaborar y un 3,6% ha sustituido esa contribución económica por otro tipo de ayuda no monetaria.
Creo que la cuestión, no es, no aportar, sino ahora se elige a quién donar, cuando y como.
Puedo asegurar que la gente tiene ganas de participar y ayudar a ONGs a conseguir financiación.
Este fin de semana pude participar en un Viral CountDown para la ONGs Intermon Oxfam, que consistía en realizar una campaña viral en 24 horas, previo briefing de Intermon.
Los objetivos estaban claros, pero nuestro público objetivo era otro "aquellas personas que quieren donar pequeñas cantidades, pero no saben como", así que se lo poníamos fácil con una campaña llamada "menos es más", como el Long Tail,pequeñas aportaciones de muchos. Éstas se podían hacer con microfinanciaciones a través de sms móvil o paypal.
El eje estratégico era hacer algo diferente y consistía en un Storytelling en el que el personaje "Yakubu" tenía que iniciar su aventura por Mali, pasando por pueblos con falta de necesidades básicas "fondos de emergencia" tales como agua (construcción de pozos) mantas, kits sanitarios etc. Nuestra aventura iba a ser financiada por las microaportaciones que iban a conseguir el objetivo de cubrir las necesidades básicas, haciendo partícipes a la gente a través de redes sociales (Facebook, Twitter, Blog de Yakubu)
Tal y como he estudiado en la RSC, uno de los principales objetivos es la transparencia, siendo el valor preferido para un 84% de los encuestados.
En conclusión, no creo que los españoles queramos aportar menos, es que ahora se prefiere hacer en determinados momentos, siempre y cuando se sepa a dónde va dirigida la aportación.
Un saludo,
Elena Torres Vieira

Unknown dijo...

La explicación a éste dato quizás lo podramos encontrar en el estudio de la Fundación Addeco y la organización Achalay España, en el que destaca que el 27% de los ciudadanos han modificado sus aportaciones a ONG como consecuencia de la crisis económica. Un 12,5% asegura haber rebajado sus aportaciones, un 10,4 ha dejado de colaborar y un 3,6% ha sustituido esa contribución económica por otro tipo de ayuda no monetaria.
Creo que la cuestión, no es, no aportar, sino ahora se elige a quién donar, cuando y como.
Puedo asegurar que la gente tiene ganas de participar y ayudar a ONGs a conseguir financiación.
Este fin de semana pude participar en un Viral CountDown para la ONGs Intermon Oxfam, que consistía en realizar una campaña viral en 24 horas, previo briefing de Intermon.
Los objetivos estaban claros, pero nuestro público objetivo era otro "aquellas personas que quieren donar pequeñas cantidades, pero no saben como", así que se lo poníamos fácil con una campaña llamada "menos es más", como el Long Tail,pequeñas aportaciones de muchos. Éstas se podían hacer con microfinanciaciones a través de sms móvil o paypal.
El eje estratégico era hacer algo diferente y consistía en un Storytelling en el que el personaje "Yakubu" tenía que iniciar su aventura por Mali, pasando por pueblos con falta de necesidades básicas "fondos de emergencia" tales como agua (construcción de pozos) mantas, kits sanitarios etc. Nuestra aventura iba a ser financiada por las microaportaciones que iban a conseguir el objetivo de cubrir las necesidades básicas, haciendo partícipes a la gente a través de redes sociales (Facebook, Twitter, Blog de Yakubu)
Tal y como he estudiado en la RSC, uno de los principales objetivos es la transparencia, siendo el valor preferido para un 84% de los encuestados.
En conclusión, no creo que los españoles queramos aportar menos, es que ahora se prefiere hacer en determinados momentos, siempre y cuando se sepa a dónde va dirigida la aportación.
Un saludo,
Elena Torres Vieira

Spanique dijo...

Por vivir en Francia, (aunque no sea igual que Inglaterra), mi punto de vista es que en Europa la gente confunde dar un cheque con solidaridad. Y me consta que aquí a las asociaciones les cuesta muchísimo encontrar voluntarios para cualquier cosa. Damos menos dinero, pero encuentro mucho más solidaria en España.

Anónimo dijo...

Sin duda, los resultados del informe son muy llamativos. El dato positivo es que en plena crisis el número de socios de ONG en España se ha incrementado un 10%, aunque la diferencia de donantes en relación con otros países de Europa es enorme. Probablemente esto se debe a varios factores: en primer lugar, y quizás el más importante; la crisis, pero también; las dudas acerca de a dónde van a parar las aportaciones de los socios y donantes, e incluso, como Nerea apunta; a lo que hablamos sobre las “malas formas” por parte de las ONGs a la hora de buscar posibles socios.

Pero, a pesar de los datos que revela este informe, tampoco podemos olvidar otras situaciones que se están viviendo durante la crisis y que ponen de manifiesto que España es un país solidario, como; las campañas que se han realizado en los supermercados para la recogida de bolsas de alimentos y que, al parecer, superaron el doble de las expectativas que se tenían; también la solidaridad de aquellas personas que dan de comer a sus vecinos al no poder estos ni siquiera alimentar a sus hijos, o incluso los acogen en sus casas tras quedarse en la calle por los desahucios; por no hablar de todos los voluntarios que emplean su tiempo y sus esfuerzos colaborando con distintas organizaciones, comedores sociales, etc.

Si algo positivo podemos encontrarle a la crisis es que nos hace poner los pies en la tierra, nos hace darnos cuenta de que es lo importante y nos hace más solidarios. Son muchas las personas que aportan lo que pueden, el problema es que ahora “lo que se puede” es muy poco o nada.
CLAUDIA B. Alumna curso RSC