Las oenegés podrán dar microcréditos en España

Oenegés, Cajas de Ahorros y otras entidades (ayuntamientos, asociaciones de inmigrantes, universidades, consultores, expertos e instituciones públicas) podrán dar microcréditos en España a personas en exclusión social y a las que quieran trabajar. Así rezan las primeras líneas de la propuesta de legislación española -que toma a la francesa como referencia- sobre microfinanzas y que estará lista a principios de 2012.
Los microcréditos serían de como máximo 20.000 euros en el caso de que se dirijan a micronegocios, en la línea de los países del entorno español, y de 5.000 en los casos en los que se dirija a personas en riesgo de exclusión social.
Los prestatarios potenciales deberán ser españoles o extranjeros residentes que acrediten unos ingresos que no superen 2 veces el salario mínimo interprofesional, en el caso de los microemprendedores, y 500 euros en los otros casos.
El objetivo es que las oenegés, “que están mucho más cerca de los beneficiarios y tienen una vocación social, puedan dar microcréditos y puedan acceder a microfinanciación, aunque eso no excluye a las cajas de ahorro, que lo están haciendo a través de su obra social”.
No se trata sólo de dar el crédito a los parados de larga duración, mujeres víctimas de la violencia, expresidiarios o emprendedores que quieran trabajar, sino que se les ofrecerá un “acompañamiento, seguimiento y formación”, en lo que se plantea como un “compromiso con las personas.
En Francia, cualquier persona en situación irregular, que no ilegal, por ejemplo una peluquera, por el mero hecho de recibir un microcrédito sería dada de alta como autónoma, y aunque no pagara las cotizaciones hasta que tuviera unos ingresos mínimos, esto les ha permitido acabar con el mercado negro. Esto es lo que se quiere para España, “que la gente que quiera trabajar pueda hacerlo”, porque el país “necesita desarrollar el espíritu emprendedor para que el estado del bienestar se compense un poquito y la gente no sentada cruzada de brazos esperando” afirma Jaime Durán Navarro, coordinador del grupo de legislación microfinanciera española.

Comentarios

Belén Mateo Ruiz - MBA ha dicho que…
BELÉN MATEO RUIZ

La idea de conceder microcréditos en España, me parece buena, pero siempre dentro de un orden y siguiendo unas leyes o normas de obligado cumplimiento, para que no suceda como en Bangladesh, donde el Dr. Muhammad Yunus, creó el Banco Grameen, para conceder microcréditos a los más necesitados.
Estos microcréditos, en muchos casos, resultaron ser una "trampa" para las personas que los recibían, sobre todo las mujeres de familia, ya que estaban "atados" a unas condiciones muy difíciles de cumplir, sobre todo si las personas carecían del conocimiento necesario para llevar un negocio.
Por eso me parece bien que no se los concedan a todas las personas, sino solo a aquellas que lo sepan utilizar y aprovechar y puedan sacar un beneficio, porque ante todo, hay que querer hacer las cosas.
También me parece muy buena idea que les ofrezcan un seguimiento o acompañamiento, ya que no todo el mundo tiene los conocimientos para crear y controlar un negocio, pero sí pueden tener las ganas de hacerlo, por eso es muy importante que haya organizaciones u organismos que ofrezcan este servicio.
Aunque la noticia ya tiene algún tiempo me ha sorprendido porque no había escuchado nada sobre ella. Me parece una buena manera de integrar a todas las personas en la sociedad en la que vivimos.

Entradas populares