La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

domingo, 24 de julio de 2011

Rafael Fernández de Alarcón, Consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes

Rafael Fernández de Alarcón Herrero (Madrid, 1947) es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, y diplomado en Dirección General de Empresas por el IESE.
Está casado y tiene dos hijos.
Fue director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Aragón desde 1989 a 1993, y con anterioridad Jefe de Servicio de Tráfico y Transporte en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Durante su etapa en el Gobierno de Aragón, impulsó la promoción y diseño de la Primera Ley aprobada de Ordenación del Territorio de Aragón en 1992.
Ha sido director de IDOM Zaragoza, empresa de servicios de ingeniería que recibió el Premio a la Excelencia Empresarial de Aragón en 2002.
Desde 2005 ocupaba el puesto de Consejero Delegado de Transportes Urbanos de Zaragoza.
Dentro de su trayectoria profesional destaca su participación en la concepción, propuesta, redacción y gestión técnica y económica del primer contrato Programa de Transporte en España (Zaragoza, 1982) que ha sido base para el establecimiento de convenios similares en varias ciudades españolas.
Asimismo ha trabajado en proyectos y dirección de importantes obras como en la urbanización de la Feria de Zaragoza (1983-1986) o en las obras del Túnel del Somport (1998-200).
Ha participado en la redacción del Plan General de Carreteras de Aragón para 2004-2013.
Premios
Medalla al Mérito Profesional del Colegio Nacional de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en 2009.
Premio a la Mejor Trayectoria Profesional de Aragón (ADEA) en 2010.

1 comentario:

pepa crespo veses dijo...

en cuanto al sostenimiento de las vías de ferrocarril que se supone van a suprimirse entre Zaragoza-Teruel, entre otras, he leído que hay un compromiso de perpetuar estos servicios.En mi comarca CHA nos presenta una moción al respecto y me gustaría contestarles con total rotundidad. Aparte, personalmente opino que si no son viables, no deben de mantenerse.Esto lo tenemos que entender los aragoneses y los españoles.