La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

viernes, 25 de febrero de 2011

El Ministerio de Defensa impulsa la RSC

Según leo en EUROPA PRESS el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, ha anunciado la creación de un Código de Conducta en materia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) para la cartera de proveedores del ministerio de Defensa, una medida "que se aprobará en pocos días" y que facilitará el cumplimiento de la Ley de Integración Social para Personas con Discapacidad (LISMI). Defensa pretende "fomentar la transparencia y el uso de las reglas de la competencia en las subcontrataciones y estimular que la evaluación y selección de subcontratistas se lleva a cabo en base a criterios éticos, justos y equitativos" dijo Méndez.
El Ministerio de Defensa y sus Fuerzas Armadas son "pioneros" en aplicar políticas de RSE lo que es "un hecho perfectamente coherente, ya que Defensa es por definición un bien público en una democracia y, por tanto, su actividad tiene un grandísimo impacto social y cuenta con sólidos códigos de comportamiento basados en un explícito catálogo de principios y valores".
"La RSE no es un gasto más sino una inversión que revierte" y ha señalado como "las mejores" a aquellas empresas que asumen la RSE, sobre todo en materia de discapacidad. "Cuanto más fácil lo tengan las personas con discapacidad, más cerca estaremos de la sociedad justa y cohesionada que deseamos alcanzar. Estamos dando los pasos adecuados en el camino correcto", ha puntualizado.
El secretario de Estado también ha asegurado que "el sector público, más que nadie, tiene que ser fiel con la RSE" y ha puesto en valor la voluntad de sumarse a la práctica de rendir cuentas en materia de RSE y que el Ministerio ha plasmado en su Memoria sobre Responsabilidad Social correspondiente a 2009, presentada el pasado mes de octubre.
En opinión de Méndez, este documento es "el paradigma de lo que debe ser el comportamiento de un organismo de la Administración". "En los próximos años serán mayoría las empresas públicas que lo hagan", ha asegurado.
El vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán, reconoció el papel de aquellas empresas que "han incorporado a personas con discapacidad en sus plantillas, o que son clientes de ellas, y cuyo compromiso hace de las personas con discapacidad ciudadanos de primera". Por ello, ha expresado su deseo de que "trasladen estas ideas a foros puramente empresariales, como un factor ético y social además de un elemento de competitividad".
Desayuno del Foro Inserta Responsable, de Fundación ONCE, celebrado este miércoles bajo el título "Responsabilidad Social y Sector Público: retos, desafíos y ventajas competitivas para las empresas".

No hay comentarios: