La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) refleja una nueva dimensión de la empresa preocupada en su sostenibilidad y no tanto en el corto plazo. Una triple visión -económica, social y medioambiental- que prima el desarrollo sostenible.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Muchas grandes empresas no abordan sus riesgos ante el cambio climático

El Economista. MADRID, 12 (SERVIMEDIA) Más de un tercio de las 300 mayores empresas que cotizan en el índice FTSE All World no abordan sus riesgos ante el cambio climático, según un estudio de la consultora especializada en Inversión Socialmente Responsable Eiris.
Bajo el título "La brújula del cambio climático: el camino a Copenhague", este trabajo analiza a las 300 mayores compañías del FTSE, y concluye que más de un tercio de ellas no gestionan de forma adecuada los riesgos relacionados con dicho fenómeno.
Según sus conclusiones, el cambio climático puede afectar al valor accionarial de las compañías, "sobre todo a medio y largo plazo", debido a "los posibles cambios regulatorios que se deriven de la cumbre de Copenhague, a las variaciones en los patrones meteorológicos, la dinámica de algunos mercados y a nuevos riesgos reputacionales para las marcas".
De ahí la importancia de integrar las respuestas al cambio climático en las estrategias de inversión de las empresass, apunta el trabajo.
PRINCIPALES AMENAZAS
En declaraciones a Servimedia, fuentes de Ecología y Desarrollo (colaborador de Eiris) explicaron que el estudio tiene en cuenta distintos tipos de riesgos asociados al clima, desde la disminución de recursos naturales disponibles hasta una eventual modificación de la legislación ambiental.
En este sentido señala que España es uno de los países europeos donde "los cambios físicos tendrán un mayor impacto" y, según sus resultados, la mayor parte de las empresas nacionales no han adoptado medidas decisivas ante este problema.
Así al menos lo deduce Eiris tras analizar las políticas medioambientales de El Santander, Telefónica, BBVA, Iberdrola y Repsol (las únicas empresas españolas entre las 300 primeras del FTSE Index).
Por otra parte, un 35,6% de las 300 compañías estudiadas tiene un impacto alto o muy alto sobre el clima y, según la investigación, un tercio de ellas no mitiga sus efectos de forma adecuada.
A pesar de todo, Eiris aprecia ciertas mejoras en dicho terreno, ya que el 99% de las compañías con un impacto alto o muy alto ha adoptado un compromiso corporativo ante el cambio climático, lo que supone un rápido avance con respecto al 84% de 2008.

No hay comentarios: