FUCKLEUCEMIA con Unoentrecienmil X Hawkers by Julione

Julione Tapas es un artista grafitero de 11 años que lucha como un héroe contra la leucemia 

FUCKLEUCEMIA, otra vez la lían Hawkers y Unoentrecienmil contra el cáncer infantil


La marca más alborotadora de Internet ofrece su cara más solidaria.
En 2018 quiere luchar contra la leucemia infantil.
Las gafas más transgresoras y la Fundación Unoetrecienmil lanzan campaña FUCK LEUCEMIA.

Si de algo sabe Hawkers es de marketing y negocio
La Fundación UnoentreCienMil ha financiado en 4 años proyectos de investigación por 500.000 euros
Este mismo año se entregará La V Beca Unoentrecienmil, dotada con 100.000 euros.

Con esta alianza se pone en marcha una gran campaña social del famoso ecommerce con una edición limitada de gafas de sol para adulto, cuyo beneficio irá destinado en su totalidad a la fundación para apoyar su gran labor.

A esta campaña solidaria se ha unido Julione Tapas, un artista grafitero, de 11 años que lucha como un auténtico héroe contra la leucemia.
Julione ha sido el encargado de plasmar su arte urbano en la gafa solidaria “Unoentrecienmil X Hawkers by Julione”.

Julione también ha iniciado un movimiento en RRSS que quiere convertirse en viral al estilo del Ice Bucket Challenge para concienciar sobre la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica).
Con un gesto demuestra cómo habría que enfrentarse a la enfermedad: sin miedo.
Un simple gesto descarado y muy replicable, algo tan sencillo como un corte de mangas, que viene de la acción de taparse un pinchazo médico durante el tratamiento y que ya se está convirtiendo en un potente símbolo de pura actitud.

A partir del 15 de febrero las gafas estarán disponibles a través del e-commerce de la firma por un precio de 30 euros y el 100 % de los beneficios se van a destinar a la Fundación Unoentrecienmil.

También está activa la vía de donación telefónica a través de un gesto tan sencillo como enviar un SMS con la palabra UNO al 28014 y cuyo coste de 1,20 euros va destinado de forma íntegra a un proyecto de investigación de Unoentrecienmil. Además en todas las tiendas físicas de Hawkers, la flagship Store de Madrid, la tienda experimental de ABC Serrano y las 18 microstores, regalarán un cuelgamoviles por cada mensaje enviado.

La ambición no sólo se mide en términos económicos. A medida que la empresa se va consolidando y afianzándose como líderes en su sector, también van conformando su misión de convertirse en un defensor y promotor de las causas sociales, sirviendo de altavoz en este caso para una causa tan relevante gracias a su gran poder de difusión y convocatoria.

Unoentrecienmil se ha convertido en los últimos años en un referente entre las fundaciones por su disruptivo proyecto y no es de extrañar que su fundador José Carnero se haya dedicado anteriormente al mundo de la publicidad. Son una entidad sin ánimo de lucro que nace para crear proyectos sociales innovadores cuyos fondos van dirigidos a la investigación contra la leucemia infantil, convirtiéndose en la única ONG en España comprometida a dedicar TODOS los beneficios de sus actividades, en exclusividad, a este fin.

Hawkers ya ha desarrollado campañas solidarias.
Lo hizo con la empresa social Auara, con diferentes Asociaciones Protectoras de Animales o estas pasadas Navidades con una emotiva campaña con UNICEF para sensibilizar sobre las necesidades de la infancia.

Comentarios

Tania Villaverde Graña ha dicho que…
El cuore de la noticia se centra en la colaboración que realiza la marca de gafas Hawkers y la Fundación Unoentrecienmil, “Fuck Leucemia” by Juliane. Actualmente, ambas organizaciones tienen un gran peso dentro de su ámbito de actuación: Hawkers como referente en ventas online de gafas y la Fundación Unoentrecienmil como entidad sin ánimo de lucro referente en la creación de proyectos sociales con los que recaudar fondos dirigidos a la investigación contra la leucemia infantil.
Por parte de Hawkers cabe destacar la ética empresarial con la que actúa llevando a cabo esta acción, por la cual busca el bienestar de los grupos de interés, en este caso de la sociedad en general. Porque no solo las familias y los niños con leucemia se ven beneficiados de que se realice investigación contra esta enfermedad, se ve beneficiada la sociedad en su conjunto ya que se persigue la cura de un mal que nunca se sabe si va a llamar a tu puerta. Esto es un aspecto importante que en mi opinión resalta la fundación y sus colaboradores (investigadores, médicos o familiares), ya que promueven la lucha activa y continuada para encontrar una cura integral y completa, la cual consideran que a base de investigar se encontrará, pero para ello la investigación no puede ser un lujo difícil de alcanzar, si no que debiera estar al alcance de todos con el fin de mejorar el bienestar presente y futuro de la sociedad.
¿Qué se busca con esta acción? Principalmente lo que buscan ambas organizaciones es recaudar fondos que destinar a la investigación de la cura, pero no solo tienen fines económicos sino que también buscan crear un impacto en la sociedad y concienciar acerca del alcance de este problema, además de buscar la captación de posibles colaboradores futuros que se impliquen en futuras campañas de la Fundación. A este respecto, nos encontramos con una llamada a la acción realizada por ambas organizaciones, con el fin de promover este tipo de acciones beneficiosas para la sociedad a entidades de su mismo tamaño, transmitiendo que no es necesario ser una gran empresa para realizar una pequeña aportación ya sea en la lucha contra una enfermedad, en causas medioambientales, etc.; y demostrando que la comunicación que realiza la empresa no solo trata asuntos comerciales, sino que también se implica en causas sociales.
Estas acciones reflejan no solo el modo que tienen ambas entidades de operar, si no que reflejan la forma en la que viven y se desarrollan, es decir, preocupados por la sociedad y buscando hacer de este mundo un lugar mejor.
Pero, ¿qué se ha conseguido? Hasta el momento el alcance de la campaña supera las 30 millones de personas y la venta de más de un millar de unidades del modelo “Unoentrecienmil X Hawkers by Julione”, encontrándose en la actualidad agotadas en la página web de Hawkers.
Esto se debe, en parte, al impactante lema de la campaña realizada por Juliane, en el que reza “Enfrentarse a la enfermedad es una cuestión de actitud, súmate a la lucha”. En mi opinión, esto hace reflexionar al público al que se dirige y a ponerse en la piel de la familia que lucha contra la enfermedad, por lo que se vuelcan mucho más con la causa ya sea con la compra de las gafas o enviando un mensaje de texto (opción que está disponible durante la campaña), pero aportando cada uno su granito de arena con el fin de alcanzar los 10000€ que estiman alcanzar con esta campaña.
A modo de conclusión, considero que llevar a cabo una campaña de RSC, ya sea con este alcance o con menos, es una experiencia muy motivadora y que aporta a la gestión un aprendizaje vital muy importante como empresa. Esto se debe al alcance y repercusión que puede tener la acción llevada a cabo, en este caso “Fuck Leucemia”, que más que con un mensaje de apoyo a la causa, Hawkers se ha quedado con una actitud de valentía ante las adversidades que la empresa se pueda encontrar por el camino. En este caso, se cumple a la perfección la máxima de la RSC actual de que el beneficio colectivo genera beneficio individual.

Entradas populares