Henkel y Waste Free Oceans contra los residuos de plástico marinos

Los voluntarios recolectarán residuos plásticos de las riberas de los ríos y las playas

Henkel y Waste Free Oceans lucharán juntos contra los residuos de plástico de océanos, ríos y lagos como mínimo para producir 100 toneladas de material reciclable utilizable cada año

Todo se iniciará recogiendo residuos plásticos del río Danubio en la primavera de 2018 recorriendo Bulgaria, Hungría y Rumania.
Los voluntarios recolectarán residuos plásticos de las riberas de los ríos y las playas, mientras que los equipos de pescadores rastrearán el río utilizando un dispositivo especial que elimina los residuos plásticos flotantes del agua.
Los arrastreros pueden recolectar entre 2 y 8 toneladas de residuos marinos en cada viaje.
Tras las recolectas a lo largo del Danubio, se llevarán a cabo en el Mediterráneo durante el próximo verano, pasando por diferentes localidades desde Marsella hasta Valencia, islas griegas, sud de Turquia y al norte de Rimini (Italia)

El compromiso de Henkel: menos envases y residuos 
El compromiso de Henkel con el embalaje sostenible se basa en tres principios básicos:
- Menos envases y desperdicios
- Mejores envases
- Economía circular.

En 2017, Henkel utilizó plástico reciclado en el envase para 1.200 millones de detergentes, productos de limpieza para el hogar y productos de belleza en todo el mundo.
Esta alianza con Waste Free Oceans se basa en las actividades existentes de la empresa relacionada con el envasado y el reciclaje sostenibles, así como su cooperación con la empresa social Plastic Bank.

Transformar los residuos plásticos marinos en envases sostenibles 
Una vez reciclado, el plástico se incluirá en botellas para la marca de cuidado de ropa Lovables que fue lanzada en 2018 en Alemania.
Las botellas Lovables están hechas de material 100 % reciclado, y la marca pretende incluir residuos de plástico reciclado de Waste Free Oceans en más de un millón de botellas

Waste Free Oceans 
Nace en 2011 con la misión de asociarse con empresas y otras organizaciones para eliminar los plásticos de los océanos y ríos del mundo y transformarlos en nuevos objetos.

“Los océanos y los ríos se encuentran entre los recursos más extensos y diversos de la Tierra, pero no los protegemos como deberíamos. 8 millones de toneladas de plástico terminan en nuestros océanos cada año, lo que equivale a 15 bolsas de supermercado llenas de plástico por cada metro de costa en el mundo. 
En Waste Free Oceans, apostamos por formar asociaciones para abordar este problema conjuntamente. 
Estamos encantados de trabajar con Henkel y organizar acciones conjuntamente que ayuden a remediar el problema; se trata de nuestra colaboración más grande y ambiciosa con un socio único que hemos realizado hasta el momento, con el objetivo de eliminar residuos marinos del medio ambiente suficientes para producir 100 toneladas de material reciclable utilizable por año durante al menos tres años" 
Bernard Merkx, cofundador de Waste Free Oceans

Comentarios

alejandro pereiro ha dicho que…
Me parece una idea brillante. El problema reside en la falta de educación y conocimiento por parte de la inmensa mayoría de los habitantes del planeta respecto a este problema. No somos conscientes de la cantidad de peces y animales marinos que mueren al año debido a diversas causas relacionadas con el vertido de residuos en el agua. La cifra de muertes crece cada año ya que los animales marinos, así como aves se alimentan de estos residuos, lo que les produce grandes daños internos, además muchos otros quedan atrapados en los mismos.
Con esta idea se empiezan a dar pasos en la lucha contra la contaminación de ríos y mares. El problema también reside en la falta de control de países menos desarrollados (principalmente algunos asiáticos), que son los mayores contaminantes.
La idea de reciclar los residuos para crear envases es muy buena, muchas otras empresas podrían seguir los pasos. Conozco algunos otros casos como es el de Ecoalf, que producen ropa con aquellos vertidos que contaminan nuestros mares. Es una forma de abaratar costes y mantener limpio nuestro planeta. Esto podría extrapolarse a otros sectores, aquellos que además de reducir costes lo hagan transformando el planeta en un lugar mejor.
Además de crear este tipo de empresas y medidas, se debería educar y concienciar a las personas desde pequeñas para evitar que sucedan cosas similares.
Las grandes empresas, aquellas con capacidad de control, deberían plantear entre sus objetivos el trabajar con empresas que además de no contaminar el planeta, o al menos solo en la necesaria medida, también lleven a cabo actividades de este tipo. Son las grandes empresas las que tienen la capacidad de inculcar esta cultura en sus proveedores, y no trabajar con empresas situadas en estos países, o en otros, que no respeten el medio ambiente.

Alejandro Pereiro Vázquez.
EL BLOG DE LA RSC ha dicho que…
Efectivamente, Ecoalf es moda sostenible que elabora sus prendas de la basura la cual convierte en materia prima. La integración en tecnología punta es esencial para poder fabricar ropa y accesorios con origen reciclado. Ecoalf está ultimando su evaluación para obtener el certificado B Corp. Hablamos de ella en http://www.culturarsc.com/2016/07/10/el-movimiento-b-corp-ya-es-una-realidad-en-espana/
Adrián Maquieira Cambón ha dicho que…
Hoy en día miles de residuos van a parar al mar y a nuestros ríos con el consiguiente impacto que genera en la biosfera. Muchos de nosotros no alcanzamos ni a tener una mínima idea de la cantidad de residuos, reciclables por cierto, que van a parar cada día al mar.
Han sido muchas las campañas que se han lanzado por parte de ONGs, también campañas de sensibilización por parte de los gobiernos nacionales, pero el mensaje no acaba de llegar, en menor medida a las personas, y mayormente a las compañías, las cuales no consideran de obligado cumplimiento hacer un uso más sostenible y responsables de los recursos que infieren en su proceso productivo.
Es en este punto dónde la iniciativa que está llevando a cabo Henkel junto a Free Waste Oceans puede ser un hito más relevante por varias razones. Por un lado está el hecho de que una gran compañía multinacional promueva y se implique directamente con éste tipo de prácticas puede suponer un incentivo para otras compañías de gran calado a repetir su modus operandi en un intento de no quedarse atrás cuando a mayor desarrollo de la responsabilidad corporativa se refiere.
Además, el hecho de que participen en este proyecto varios países, como los mencionados en la noticia, es un ejemplo claro de economía colaborativa a gran escala, donde aplican una de las máximas de la Responsabilidad Corporativa: el beneficio social genera el beneficio individual. Ambas naciones salen beneficiadas con un simple gesto cómo cuidar el recurso más importante que las une, las aguas del Danubio.
A título personal, tengo la sensación generalizada de que muchas de las grandes compañías de este mundo tienen la concepción de sostenibilidad como la antítesis de la eficiencia, entendido como que llevar a cabo un proceso de reciclaje para producir envases u otros elementos que intervienen en el proceso productivo es una tarea costosa que puede perjudicar su posición competitiva y que puede afectar a sus márgenes comerciales.
Es por este motivo que me parece muy acertado y digno de aplaudir la actitud de Henkel ya que basta con mover la primera ficha del dominó para que todas empiecen a caer. Muy posiblemente sus márgenes comerciales no se han visto afectados e, incluso, su imagen social mejorará, ya que el consumidor de hoy en día está mucho más sensibilizado con el tema de la protección del medio ambiente y sabe apreciar gestos de este tipo.
Para finalizar, me gustaría recalcar el hecho de que la responsabilidad social, en términos de sostenibilidad, no es una acción concreta, sino una actitud de cambio y preocupación por cuidar nuestro entorno para crear un mañana mejor. Por eso, es necesario que entre todos adoptemos esta actitud de cambio y logremos un planeta más sano y limpio.
Adjunto esta noticia que me ha resultado interesante y me ha servido para documentarme sobre la magnitud del problema: http://www.elmundo.es/ciencia/2017/03/15/58c9636b468aebc0698b45f5.html
Un cordial saludo,
Adrián Maquieira.
Pedro Moreno Amarelo ha dicho que…
Algo tan básico como evitar que los desechos de plástico acaben en los ríos, mares y océanos de todo el planeta se está convirtiendo en un problema cada vez mayor. El problema está en que esta dramática contaminación global de los océanos con plástico es poco visible, aunque a medida que se incrementan las toneladas de plástico en los mares gana más visibilidad y, por tanto, es más preocupante.
Bien es cierto que el mayor riesgo para los océanos proviene de economías emergentes en Asia y África, pues el crecimiento significa más producción que conlleva a más basura. Sin embargo, las economías desarrolladas no se quedan absueltas de dicha contaminación. Tanto en las economías desarrolladas como en las emergentes el número de toneladas de plástico en los mares está aumentando cada año. De hecho, el 16 de abril de 2017 ha emitido un informe que se titula “En el 2050 habrá más plástico que peces en el mar”; en donde afirma que las bolsas de plástico son el principal daño ecológico y que amenaza a más de 600 especies de animales marinos.
Personalmente, considero que estos dos párrafos de información deben de ser más que suficientes para que no se consideren como una llamada a la acción, sino para que se actúe. La naturaleza es una de las cosas más maravillosas que tenemos en nuestro planeta, y tenemos que salvarla. Creo que la forma de actuar es a través de los gobiernos, aprobando leyes para sancionar tanto empresas como particulares que depositen plásticos en los ríos y mares; de las empresas, siendo más transparentes y concienciadas de que la naturaleza es un tesoro (algo que ya está muy presente en muchas multinacionales, para bien no sólo de la humanidad, sino de todo el planeta, puesto que no somos los únicos que habitamos en él); y por último pero no menos importante, las personas; todos y cada uno de nosotros tenemos que aportar nuestra miguita de arena, y simplemente reciclando y no tirando plásticos a las aguas contribuiremos mucho con el planeta, y es gratis.
Por ello, el hecho de leer informes como este de Henkel y Waste Free Oceans no sólo conciencian a las personas que no conocían la catástrofe mundial a la que nos venimos enfrentando desde hace ya muchos años, sino que acompañan y motivan a las personas que ya estaban tomando medidas, como yo, de que no están solas y de que sólo juntos podremos aportar grandes soluciones. Por tanto, educar desde un inicio es la mejor forma de hacer RSC, y por ello quiero dar las gracias a los autores de este informe y a todos los voluntarios que hayan contribuido con este propósito. Os adjunto el informe de la advertencia de la ONU en este aspecto: http://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/informe-de-la-onu-sobre-contaminacion-del-mar-por-plastico-78184.
Un cordial saludo, Pedro Moreno. #Colaboremos
Unknown ha dicho que…
El empaque PET (tereftalato de polietileno) engloba un centenar de productos que abarca desde botellas de plástico de todos los tamaños hasta todo tipo de utensilios del hogar como pachones, toppers, entre otros. Todos estos productos se realizan a través de resina, la resina es una sustancia de tamaño milimétrico que al ser expuestos al calor, procesos de inyección y diversos moldes forma todo los diferentes productos que conocemos como botellas de plástico, garrafones, etc. La pregunta es ¿son conscientes todos los embotelladores del impacto que tienen las preformas (botellas, garrafones de plástico) en el ambiente?, En un principio el PET es de los plásticos más amigables con el ambiente según Green Peace, pero PET no llena las expectativas al 100% debido a que es un plástico que tarda más de 700 años en degradarse.
En todo el tema productivo de preformas existe dos tipos de resina la que se conoce como virgen y no virgen, regularmente el PET se recicla y pasa por un proceso de trituración para re utilizarse en otros productos (preformas), de acuerdo a las regulaciones de diversos países en algunos es permitido re utilizar la resina virgen en una menor cantidad combinado con resina no virgen, aunque para volver a realizar una preforma el porcentaje de la resina no virgen debe ser menor. Sin embargo en otros países como Estados Unidos y Canadá no se puede utilizar la resina reciclada con el fin de garantizar que ningún contaminante migre en el empaque. En Guatemala por ejemplo si es posible volver a realizar preformas combinando resina virgen y no virgen, sin embargo es una forma de ``reciclar`` rápidamente aunque en realidad es un ciclo continuo.
A mi criterio una solución para todos estos temas es la innovación, en general todos los servicios se están revolucionando ya que en el futuro esperaría que suceda lo mismo con los productos de consumo masivo. Los países podrían apoyar todo el tema ambiental aplicado reformas en todos los temas de proceso productivo con PET. Otra opción que apoye las reformas gubernamentales puede ser un producto sustituto, de hecho actualmente científicos se encuentran estudiando y analizando opciones para sustituir este plástico a partir del cultivado hongos, vasos desechables de seda y camarones además de patatas para producir plástico. Sin duda a gran escala para esta industria evaluar otras alternativas representa un gran desafío pero si la consciencia ambiental o los cambios extremos a consecuencia del calentamiento global llegaran a niveles extremos seguro que se focalizarían esfuerzos para buscar otras alternativas.
Fuente: BBC-MUNDO http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/12/131217_ciencia_tres_ideas_para_reemplazar_plastico_np
Saludos Cordiales, Alejandra Bochantin
Katherine Vanessa Jiménez Velásquez ha dicho que…
Este tema de la contaminación en playas y océanos es un grave problema del que pocos tienen conciencia y del que todos nos veremos afectados, sin dejar de lado la vida marina que ya sufre las consecuencias. Según un artículo del periódico digital “El Universal”, de México; de continuar el ritmo de contaminación que hay hasta hoy en los océanos del mundo, para el 2050, los ecosistemas marinos tendrán más plástico que peces y aproximadamente el 99% de las aves marinas habrán ingerido plástico. Datos muy alarmantes que al día de hoy muchos no prestan importancia y otros desconocen del tema, pero de cara al peligro que representa no nos podemos quedar de brazos cruzados.
La vida de muchos seres está en juego, ya que incluso toda esta contaminación en las playas que los animalitos ingieren confundiéndola con alimentos daña su salud llegando al punto de la muerte en muchos casos; también pueden quedar enredados en materiales desechados o en redes de pesca abandonadas, lo que les puede provocar lesiones o dejarlos atrapados. Y si aún esta información no pareciera relevante para algunos, no está demás mencionar que incluso nuestra salud se ve afectada o lo hará pronto. “Según un estudio de la organización periodística «Orb Media», ocho de cada diez muestras de agua potable recolectadas en 159 lugares del mundo (desde EEUU a Ecuador pasando por la India, Europa e Indonesia) contienen fibras de plástico microscópicas”; y de acuerdo a análisis científicos, las fibras plásticas detectadas en el agua del grifo que nos llega a casa podrían transferir sustancias tóxicas al cuerpo, al beberla o en nuestra alimentación diaria dentro de cualquier preparación que requiera agua, como sopas, pastas, etc. También nos vemos afectados cuando comemos directamente mariscos y cualquier otro ser marino que se encuentre intoxicado por la contaminación del agua. Más del 40% del plástico producido anualmente en el mundo, se utiliza solo una vez y se desecha y es de los materiales más tardados en degradarse pudiendo reducir esta cifra en incrementos de reciclaje.
Así como Henkel y Waste Free Ocean, están trabajando con acciones puestas en marcha en la lucha contra este caos, existen algunas otras organizaciones comprometidas como: Project AWARE, quienes incluso han creado una app con la que se el aporte de los usuarios se van identificando un “mapa colaborativo con los avistamientos de los desechos” a través de todo el mundo y luego realizar acciones de limpieza en las zonas contaminadas que hayan sido identificadas (https://elpais.com/economia/2017/09/13/actualidad/1505300722_419038.html); este como un ejemplo de prácticas de las que tenemos opción de poder formar parte. Sin embargo lo más importante es tomar conciencia y poner en marcha acciones, ya que el aporte en la lucha disminuir este problema comienza con hechos individuales iniciando en responsabilizarnos de nuestra propia basura, colaborar con voluntariados de limpieza en playas y motivar a nuestros cercanos en estas prácticas.

Saludos,
Katherine Jiménez
andreacorzo ha dicho que…
Cada día se hace mas evidente el impacto negativo que el plástico supone para el entorno y el medio ambiente, y esta noticia viene a confirmar una tendencia a que las grandes compañías tomen la responsabilidad como ejemplos y portavoces de lo que la conciencia medioambiental debe significar en nuestra sociedad.

En esta ocasión, Henkel une esfuerzos con Wast Free Oceans para ocuparse de uno de los ecosistemas mas afectados por la contaminación por plástico: El agua. Me resulta bastante irónico que sea el empaque del agua, lo que en un ciclo de nunca acabar termine acabando contaminándola.

Una botella de agua tarda una hasta 1,000 años en descomponerse. Esto supone un daño a largo plazo para la humanidad. Estadistas indican que dentro de 40 años el agua será un bien preciado e incluso regulado. Tenemos el caso de Sudáfrica en donde el día de agua cero esta ya en cuenta regresiva, por lo que políticas de restricción han sido implementadas ya para evitar que se escasee.


Aunque se supone que la mayor cantidad de contaminación por plástico se centra en los océanos, es a través de los esfuerzos mínimos y del día a día que se lograr contrarrestar este efecto nocivo. Esta iniciativa de Henkel es una demostración ideal de cómo los esfuerzos individuales sumaran un beneficio al colectivo, por que es a través de la limpieza de pequemos cuerpos de agua como ríos, lagos, entre otros que se comienza el cambio.

Para Henkel esta movida representa no solo una medida de responsabilidad con el ambiente, inteligentemente también es una manera de aprovechar mejor los recursos, como el articulo lo indica, todos los plásticos y envases que serán recogidos durante esta limpieza serán reutilizados en materiales de belleza, detergentes, y demás. Para esta campaña en concreto, serán usadas para las botellas de plásticos de Lovables.
Este tipo de movidas son una gana gana pues es bueno para la empresa, para el trabajador de la misma que sabe que el lugar donde trabaja es consiente de los recursos, para el consumidor que se siente bien de colaborar con una empresa que vela por su entorno, y finalmente para la sociedad y el mundo en general, que se ve beneficiado por que le representa estar cuidado.

Adicionalmente, es de vital importancia, que organizaciones como Waste Free Oceans hagan alianzas estrategias con mas y mas empresas, es el esfuerzo en conjunto con actores clave dentro de la sociedad el que hará que en un futuro cercano, un recurso natural tan vital como el agua no se vea restringido ni por su escases, ni por estar contaminada.

Andrea Corzo

Entradas populares